martes, 18 de agosto de 2015

LA VIDA COMO ASERTIVIDAD Y JUEGO, PASANDO POR NIEZSTCHE Y LOS MOLDES DE LA MENTE


















[Todo lo que tenemos y hacemos –vivienda, comida, trajes, juegos, trabajos, ritos, costumbres, técnicas o artes– se aprende y se perfecciona. ¿Cómo no se va a reflexionar y a perfeccionar sobre la VIDA MISMA? Vivir es complejo, saber cómo vivir es más complejo y aún más complejo es aplicarlo a la vida misma, porque la vida de cada uno no sólo se mueve por la razón como un cálculo matemático. Es una combinación de experiencias, pensamientos y emociones que hay que saber tejer. De ahí, la importancia de lo que se ha venido llamando INTELIGENCIA EMOCIONAL, o mejor aún, SABIDURÍA VIVENCIAL].

UNA FRASE BASCULANTE ENTRE EL DISFRUTE Y EL REALISMO


Había escrito esto en Facebook:
“Disfruta de lo que estás haciendo.
Ilusiónate de lo que puedes hacer.Espera lo que es probable que ocurra.No esperes nada que sea difícil de que ocurra,y no te extrañes que ocurra algo que crees que no debería ocurrir”.[Pedro Hernández-Guanir]



LA INCERTIDUMBRE BASE DEL GUIÓN

Le contesté a Carmen Hdez que estamos de acuerdo con que "es en la INCERTIDUMBRE donde se mueve el ser humano"... Y gracias a eso, la "LA PELÍCULA" se hace entretenida...
Lo importante es ver cómo vivimos el SUSPENSE de lo que puede ocurrir... Para unos, como ESPERANZA, y, para otros, como AMENAZA.. Por eso he escrito: "Ilusiónate de lo que puedes hacer. Espera lo que es probable que ocurra. No esperes nada que sea difícil de que ocurra". ”Ahí está la primera condición de la gramática de SER FELIZ, en la diferencia de cómo cada uno ESPERA cada día a la vida.
Sobre todo, más que cómo espera, cómo cada uno CREA Y RECREA. Ésta sería la segunda condición de la gramática de la FELICIDAD. De ahí, que lo realce diciendo: “Disfruta de lo que estás haciendo".
La tercera condición es el después, en lo que REALMENTE OCURRE". Por una parte, saber aceptarlo como parte del JUEGO. En consecuencia: "No te extrañes que ocurra algo que crees que no debería ocurrir”...
No sólo es un problema de aceptar lo que ocurre, es también un problema de valorar lo positivo que ocurre, aunque sea mínimo.

MI FOTO EN LA QUE UN BEBÉ, CON LA QUE JUEGO, ME ABRAZA, Y LE SONRÍO

Era una imagen que fue muy valorada, pues, como dice Nélida Urku Warmi, capta la TERNURA de la relación, la COMPLICIDAD a la perfección, la ILUSION en mi mirada y, por parte del bebé, los BRAZOS ABIERTOS a la vida. Ita Vega Gutierrez remarca que pocas cosas superan la ternura y sensibilidad de este tipo de imagen. ¡¡La cara lo dice todo!!




















Pero, ¿puede haber TERNURA sin AMOR? Carmen Hdez hace una cita muy apropiada de Pablo Neruda, diciendo que, "al menos, el AMOR nos salve de la vida". Efectivamente, el amor nos salva de la vida e, incluso, como, en este caso, compartir juegos y afectos con los niños es sentir la vida en el estado más puro.
Pero COMPARTIR es vivir una relación de COMPLICIDAD, aunque sea lúdica, le señalo a Aythami de la Rosa, que él, por su hija, sabe muy bien lo que significa compartir sonrisas, bromas, juegos y afectos con una niña... Es sacar dentro de nosotros al niño que hemos sido y, también, expresar lo mejor de la vida, como es el afecto, la complicidad, la creatividad, junto al sentido lúdico y relativo de las cosas.
Como la frase «JUEGO FRENTE A DRAMA» crea desconcierto, explico que, para mí, la vida es un JUEGO, que hay que tomárselo muy en serio como tal... Un juego porque hay que saber RELATIVIZAR lo que ocurre. Disfrutar como se disfruta en un juego, sabiendo ganar y perder... Lo contrario es ABSOLUTIZAR, DRAMATIZAR y PROBLEMATIZAR lo que sucede. Éste no es buen camino para ser feliz.
Así que, primero, está la relación de AMOR Y TERNURA, como la principal materia con que se rellena el guión de la vida. Segundo, el ser NIÑO, como estado de ESPONTANEIDAD Y VITALIDAD, asociado a inocencia y libertad. Tercero, la actitud de saber JUGAR ANTE LA VIDA, en que hay que disfrutar jugando, cumpliendo las reglas del juego y aceptar que todo puede ocurrir, que se gana unas veces y se pierde otras.
Ante la foto, Rumen Anaram exclamó: «¡Jajaja, qué grande!», le admito que nada es más grande que SENTIR A UN NIÑO Y SENTIRSE NIÑO. No es extraño que Jesús dijera aquello de quien no se hiciera como un niño no entraría en el Reino de los Cielos, y que el propio Nietzsche considerara que, en el proceso de liberación personal, se pasa primero por la fase de CAMELLO, viviendo el sometimiento y dependencia hacia los demás, luego por la fase de LEÓN, reafirmándose agresivamente, para, por último, conquistar la espontaneidad y libertad, propia de un NIÑO.

 NIETZSCHE

Carmen considera que no le encaja el concepto de libertad con el concepto NIÑO.
Le contesto que tiene razón, pero el concepto LIBERTAD que aquí uso no es el RACIONAL, como "capacidad para elegir en función de los propios criterios".
¿Qué otro sentido? El VITAL, al que se refiere Nietzsche, que implica FLUIR Y SER ESPONTÁNEO, como lo hace un bebé, sin dependencias, normativas o exigencias...
Claro que no es el caso de la vulnerabilidad que Carmen ve en un niño... Niezstche se enfrenta a una moral cristiana al uso, basada en la sumisión, sacrificio y valle de lágrimas… Pretende ir MÁS ALLÁ DEL BIEN Y DEL MAL, trazando un camino de liberación que dibujara al SUPERHOMBRE, en el fondo, a una persona libre de miedo a los demás y de sus propios pensamientos. Para explicarlo, pone tres modelos o etapas: la del camello, el león y el niño.
LA SUMISIÓN DEL CAMELLO. Para Nietzsche los mandamientos, las obligaciones morales de cualquier tipo son como una carga para el hombre, y el que los lleva encima aparece como una bestia de carga, como un CAMELLO hasta que se da cuenta que esa carga no es suya ni le beneficia para nada.
 LA AUTOAFIRMACIÓN AGRESIVA DEL LEÓN. Cuando advierte esto, lucha contra ella convirtiéndose en LEÓN que se revuelve sobre su carga para destrozarla. Esto le lleva a mucha negatividad y agresividad.
LA LIBERTADA INOCENTE DEL NIÑO. Pero en el león hay demasiada negatividad: toda su lucha es contra una carga inútil. Por eso es preciso que el león se convierta en un NIÑO, ya que los niños, especialmente los bebés, sólo juegan, son espontáneos y crean su propio mundo en donde son felices, sintiéndose por encima del bien y del mal. Por eso, el ideal de hombre tendrá que ser una nueva infancia.





ASERTIVIDAD

Los planteamientos de Niezstche tienen cierto eco en la psicología de Lazarus y Volpe, al hablar de la asertividad, considerando tres estilos de habilidades sociales o de comunicación: ESTILO PASIVO, AGRESIVO Y ASERTIVO.
ESTILO PASIVO. Las personas PASIVA-DEPENDIENTES suelen callarse, inhibirse o someterse, quedando en un estado de malestar o queja interior. Esto es propio de personas inseguras, temerosas, tímidas, dependientes o incapaces de afrontar la realidad tal cual es.
ESTILO AGRESIVO. Las personas AGRESIVAS suelen reaccionar ante la frustración o la injusticia, con mal humor, rabia, ira o desarrollando conductas de queja hiriente, insulto, amenazas o agresión.
ESTILO ASERTIVO. Frente a los estilos pasivos y agresivos, está la ASERTIVIDAD. Es la capacidad de una persona para actuar de forma auténtica, expresando lo que piensa y siente, en función de lo que considera justo o adecuado, sin verse arrastrada por el miedo o el enojo, ni tampoco, por el mero desahogo, sino considerando la eficacia de su expresión.
La palabra asertivo, del latín assertus,  'afirmación con certeza'. Una persona asertiva es aquella que se expresa abiertamente, con libertad y sin miedo, sobre todo, a la hora de expresar sus propios derechos y defenderlos, respetando a los demás.
Se ha definido  como “la expresión de los derechos y sentimientos personales”. Las personas cuya autoestima es elevada tienden a desarrollar un mayor grado de asertividad. Las diferencias entre las personas asertivas y las que no desarrollan ésta habilidad se deben al grado de seguridad personal, a la importancia de los objetivos que se pretenden al expresarse y a la facilidad de poder comunicarse.



MOLDES DE LA MENTE

Los Tres Estados de Nietzsche o los Tres Estilos de la Asertividad guardan cierta similitud, sin embargo, son estados o estilos generales de vida, que  cada uno es un PRODUCTO, que encierra, a su vez, muchas estrategias mentales, que habría que considerar.
La mente desarrolla, frente a la realidad, diferentes estrategias para adaptarse y ser eficaz, que, por su frecuencia, terminan siendo "patrones o moldes mentales" que son aplicados en distintas situaciones de la vida.
Los MOLDES DE LA MENTE, que hemos factorializados en 30 (Hernández-Guanir, 2002 y 2009), corresponden con las principales estrategias que se fabrican en el MODO de pensar que empleamos antes, durante y después de lo que acontece. Concretamente, «cómo DISFRUTAMOS con lo que OCURRE», «cómo ESPERAMOS lo que PUEDE OCURRIR y «cómo VALORAMOS lo que HA OCURRIDO».
1.- MOLDES MENTALES ASOCIADOS CON LA ACTITUD CAMELLO O ESTILO PASIVO. De ellos, ¿cuáles se asocian con la actitud CAMELLO o con el estilo PASIVO? En primer lugar, el molde mental de DEPENDENCIA SOCIAL, implicando vivir pendiente de los demás, con falta de seguridad y autonomía. En segundo lugar, diferentes moldes de desajuste emocional, como ANTICIPACIÓN AVERSIVA, imaginando peligros y amenazas, que desencadenan miedo; AFRONTAMIENTO BORROSO, generando incertidumbres, dudas e indecisiones; EVALUACIÓN SELECTIVA NEGATIVA,  focalizándose en los fallos, en los defectos o en lo negativo. En tercer lugar, el molde de  AUTO-RECLUSIÓN, aislándose, censurándose o sintiéndose víctima, lamiendo sus propias heridas.
2.- MOLDES MENTALES ASOCIADOS CON LA ACTITUD LEÓN O ESTILO AGRESIVO. De ellos, ¿cuáles se asocian con la actitud LEÓN o con el estilo AGRESIVO? Los moldes mentales más destacados son la HOSTILIGENIA, generando autoafirmación, desconfianza y recelo, y el DESPLAZAMIENTO EMOCIONAL, descargando, ante la frustración, su agresividad hacia los demás.
3.- MOLDES MENTALES ASOCIADOS CON LA ACTITUD NIÑO O ESTILO ASERTIVO. De ellos, ¿cuáles se asocian con la actitud NIÑO o con el estilo ASERTIVO? Los moldes mentales, que más contribuyen a esto, son los que frenan el miedo, afrontando las dificultades,  lo que predisponen a la espontaneidad, fluidez y vitalidad, al tiempo que fomentan el optimismo con soluciones constructivas. Concretamente son:
 1º.  Los moldes mentales de AFRONTAMIENTO o NO EVITATIVOS, no evadiéndose o engañándose, como ocurre con los moldes de oblicuidad cognitiva o de desconexión emocional.
2º. El molde de IMPLICACIÓN VITAL, actuando con soltura, de forma directa y espontánea.
3º.  Los moldes OPTIMIZADORES, que favorecen la acción, siendo constructivos y rentabilizando positivamente lo que se hace. Dentro de éstos, la ANTICIPACIÓN CONSTRUCTIVA PREVISORA (previendo los pros y contra, pero actuando con optimismo), la TRANSFORMACIÓN RENTABILIZADORA, convirtiendo los inconvenientes en ventajas, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario