lunes, 5 de octubre de 2015

"REGRESIÓN" DE ALEJANDRO AMENÁBAR, UNA BUENA PELICULA PERO SU DESARROLLO VA MÁS EN REGRESIÓN QUE EN PROGRESIÓN

Pedro Hernández-Guanir

LA PELÍCULA

En ‘Regresión’ (2015), la recién estrenada película de Amenábar, parte del caso de una de una supuesta historia de ocultismo satánico, ocurrido en Minessota, 1990, donde una joven llamada Angela (Emma Watson) acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de violarla cada noche desde hace años, quien, desconcertado, no logra recordar nada de lo sucedido. Así, es inducido a través de una terapia de regresión donde aparecen indicios de una secta satánica. Bruce Kenner (Ethan Hawke), detective de la zona, se encarga de proteger a la joven, tratando de averiguar qué ha pasado en este caso de abusos sexuales y de ritos satánicos.

SUCESO EN QUE SE BASA LA PELÍCULA

Alejandro Amenábar se basó en el siguiente suceso: El 9 de enero de 1986, un juez de California ordenaba el procesamiento de Virginia McMartin, de 77 años, así como de su hija, su nieto, su nieta y tres cuidadoras de la escuela infantil que la anciana regentaba en Manhattan Beach, Los Ángeles (Estados Unidos).

TERAPIA DE REGRESIÓN Y MEMORIA REPRIMIDA

Los siete acusados se enfrentaban a 135 cargos de abuso de niños. Los informes de algunos testigos narraban sacrificios de animales, mutilaciones, torturas e incluso la decapitación de un bebé para beber su sangre, todo ello en el marco de presuntos rituales satánicos practicados por la familia McMartin. Sin embargo, el caso McMartin se cerró en 1990 sin una sola condena.
Durante los años 80 y parte de los 90, el Abuso Ritual Satánico (ARS) llenó los periódicos y televisiones de Estados Unidos.
La terapia de regresión y el concepto de la memoria reprimida provocaron un debate considerando inadecuada la presunta terapia de recuperación de recuerdos, incluso, hay tratadista que escriben afirmando que estos tratamientos son “más que inútiles y peligrosos”.

¿QUÉ ME PARECIÓ LA PELÍCULA?

LO POSITIVO
Una buena película en su construcción, bien contada, entretiene y mantiene en tensión una narración impecable y que parece una buena película norteamericana.
LO NEGATIVO
Va perdiendo fuelle en su desarrollo… Falta vivencia afectiva, queda en mero análisis y en interrogantes...
LO PROBLEMÁTICO
Una idea central en la mayoría de las películas de Alejandro Amenábar es jugar entre el PARECER y el SER. En Regresión, también. Sin embargo, a mí me parece, que el PARECER ES MUY COMPLEJO E INTENSO, durante el desarrollo, mientras que el SER aparece de forma muy tenue al final de la película, dejando al espectador sin una plena satisfacción cognitiva o emocional. Creo que después de un desarrollo técnicamente perfecto y de una compleja elaboración, ofrece un desenlace bastante impersonal que hace injusticia al propio valor de la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario