martes, 31 de julio de 2018

Proverbios y moldes mentales de preocupación e imantación por lo imposible

Pedro Hernández-Guanir

El Hipercontrol mental, antes o después de lo que ocurre, junto con la Imantación por lo imposible son dos moldes mentales de energía inútil y acumuladores de sufrimiento



Si, ante lo inevitable, mi mente la mantuviera como un ring, golpeándome, sería el peor mal y el mayor engaño, porque solo lograría, con mis propios golpes, hacerme daño. 

Por eso, lograr abandonar el debate, pese a la rutina y la adicción de la mente por seguir debatiendo, sería una gran victoria. De aquí que escribiera:

 ¡Cuántos motivos para estar enojado! Pero más motivos para no sufrir estándolo.

  Todos estos comentarios gravitan, desde siempre, en la inteligencia popular.

Así, los chinos, con sabiduría de siglos, te aconsejan que "Si una cosa tiene solución, ¿para qué preocuparte?, y si no la tiene, ¿para qué molestarte preocupándote?". 
 Los occidentales, con lógica funcional, preguntarían “Bien, pero ¿qué hacer cuando no sabes si hay o no hay solución?”.
 ▬En ese caso, nuestra respuesta funcional sería: si la solución está en tus manos, en lugar de preocuparte, actúa; pero si no está en tus manos, ¿para qué te creas problema preocupándote?…  


 Mira al mar y contempla las olas que van y vienen, sin que nada puedas hacer para detenerlas. Tan solo, contémplalas o sumérgete en ellas para gozar de su ir y venir.




 Contemplar las olas y disfrutar de su vaivén puede ser una frase meramente lírica y retórica, y hasta engañosa, si no cuentas con una herramienta como la Técnica de Bombeo Terapéutico (TBT), que te permite, primero, arrojar la basura del sufrimiento, y segundo, llenarte de luz hasta empoderarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario