martes, 31 de julio de 2018

UN VASO DE VINO, BENEFICIOSO PARA LIMPIAR LA MENTE Y PREVENIR LA DEPRESIÓN


UN PAR DE VASOS DE VINO COMO MUCHO


Pedro Hernández-Guanir

La autora, que resaltó la importancia del sueño para los deshechos del cerebro (2012), demuestra ahora que una toma de vino moderada (2018) mejora la capacidad del cerebro para eliminar los desechos. También un catedrático de la Universidad de Navarra en otra investigación concluye que es bueno contra la depresión.





·       Mientras que un par de vasos de vino tinto pueden ayudar a despejar la mente después de un día ocupado, una nueva investigación muestra que en realidad puede ayudar a limpiar la mente también.

·       El nuevo estudio, que aparece en la revista Scientific Reports, muestra que los bajos niveles de consumo de alcohol disminuyen la inflamación y ayudan al cerebro a eliminar las toxinas, incluidas las asociadas con la enfermedad de Alzheimer. 

·       "Se sabe que la ingesta prolongada de cantidades excesivas de etanol tiene efectos adversos sobre el sistema nervioso central", dijo Maiken Nedergaard, MD, DMSc. , codirectora del Centro de Neuromedicina Traslacional del Centro Médico de la Universidad de Rochester (URMC) y autora principal del estudio. 

·    "Sin embargo, en este estudio hemos demostrado por primera vez que las bajas dosis de alcohol son potencialmente beneficiosas para la salud del cerebro, es decir, mejora la capacidad del cerebro para eliminar los desechos".

·      El hallazgo se suma a un creciente cuerpo de investigación que apunta a los beneficios para la salud de bajas dosis de alcohol. Si bien el consumo excesivo de alcohol es un peligro para la salud, como resulta científicamente documentado, pues muchos estudios han vinculado los niveles más bajos de consumo de alcohol con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como una serie de cánceres. 

·  La investigación de Nedergaard se centra en el sistema glifático, el proceso de limpieza único del cerebro que Nedergaard y sus colegas describieron por primera vez en 2012. Consulta: 
https://mente-mentolada.blogspot.com/2018/07/tu-cerebro-necesita-dormir-para-seguir.html

·  Mostraron cómo el líquido cefalorraquídeo (CSF) bombea al tejido cerebral y elimina los desechos, incluidas las proteínas beta amiloide y tau que están asociados con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

·       La investigación posterior ha demostrado que el sistema glifático es más activo mientras dormimos, puede dañarse por accidente cerebrovascular y trauma, y ​​mejora con el ejercicio.

·   El nuevo estudio, que se realizó en ratones, examinó el impacto de la exposición al alcohol tanto aguda como crónica. Cuando estudiaron los cerebros de animales expuestos a altos niveles de alcohol durante un largo período de tiempo, los investigadores observaron altos niveles de un marcador molecular para la inflamación, particularmente en células llamadas astrocitos que son reguladores clave del sistema GLIFÁTICO. También notaron un deterioro de las habilidades cognitivas y motoras del animal.

·     Los animales que estuvieron expuestos a bajos niveles de consumo de alcohol, análogos a aproximadamente 2½ bebidas por día, en realidad mostraron menos inflamación en el cerebro y su sistema glifático fue más eficiente en mover el líquido cefalorraquídeo a través del cerebro y eliminar el desecho, en comparación con los ratones control que no expuesto al alcohol 

·       La baja dosis de rendimiento de los animales en las pruebas cognitivas y motoras fue idéntica a la de los controles.

  •      "Los datos sobre los efectos del alcohol en el sistema glifático aparentemente coinciden con el modelo en forma de J relacionado con los efectos de la dosis de alcohol sobre la salud general y la mortalidad, donde las bajas dosis de alcohol son beneficiosas, mientras que el consumo excesivo es perjudicial para la salud general" Nedergaard. 
  •     "Los estudios han demostrado que el consumo de alcohol bajo a moderado se asocia con un menor riesgo de demencia, mientras que el consumo excesivo de alcohol durante muchos años confiere un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Este estudio puede ayudar a explicar por qué ocurre esto. Específicamente, las bajas dosis de alcohol parecen beneficiar la salud general del cerebro". 


·       INFORMACIÓN SECUNDARIA
Otros coautores incluyen a Iben Lundgaard, Wei Wang, Allison Eberhardt, Hanna Vinitsky, Benjamin Reeves, Sisi Peng, Nanhong Lou y Rashid Hussein con URMC. Nedergaard mantiene laboratorios de investigación tanto en URMC como en la Universidad de Copenhague en Dinamarca. El estudio fue financiado con el apoyo de la Oficina de Investigación Naval del Departamento de Marina, el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, y el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.



INVESTIGACIÓN DEL CONSUMO DE VINO Y DEPRESIÓN


¾   Más de 5.000 personas han participado en esta investigación durante siete años para analizar la relación entre el consumo de vino y la propensión a la depresión.

¾   La conclusión es clara, y en concreto, se especifica que beber entre 2 y 7 copas de vino (especialmente tinto) a la semana ayuda a preservar nuestra salud mental.

¾ Además, el papel protector del vino frente a ciertas enfermedades cardiovasculares por su función antiinflamatoria y antioxidante ya ha sido investigado en trabajos anteriores.

¾ Para preservar nuestra salud mental un grupo de investigadores españoles recomienda beber un vaso de vino al día. Pero, matizan, solamente aquellos que son bebedores; los abstemios, señala Miguel A. Martínez-González, director de este trabajo y catedrático de la Universidad de Navarra, «mejor que sigan sin tomar alcohol, porque no debemos olvidar que también tiene efectos perjudiciales».

¾ La recomendación de beber un vaso de vino al día, más concretamente entre 2 y 7 copas de vino por semana (entre 5 y 15 gramos/día), surge de los resultados del seguimiento de 5.505 personas, que forman parte del Estudio Predimed, durante 7 años, llevado a cabo para determinar la relación entre el consumo de alcohol -sobre todo vino- y la incidencia de depresión. (El Estudio Predimed -PREvención con DIeta MEDiterránea- es el de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en España y cuyo objetivo principal es evaluar los efectos de la Dieta Mediterránea en la prevención primaria de las enfermedades crónicas; en él participan 7.447 voluntarios).

¾   La relación del vino y su papel protector frente a enfermedades cardiovasculares es algo que ya se ha demostrado profusamente a través de múltiples estudios, entre ellos el Predimed. Lo que ahora se ha visto, señala a ABC Martínez-González, es que determinadas cantidades de consumo de alcohol «podrían ejercer cierta protección frente a la depresión de una manera similar a lo observado en la enfermedad cardíaca. De hecho -explica-, se cree que la depresión y la enfermedad cardiovascular comparten mecanismos comunes».

 Polifenoles
¾   Además, añade el investigador, estudios previos han sugerido que los compuestos no alcohólicos del vino, como el resveratrol y otros polifenoles, pueden tener efectos protectores sobre ciertas áreas del cerebro, por su función antiinflamatoria y antioxidante. «Y eso -comenta- es en lo que estamos trabajando: en el deterioro cognitivo, en la salud mental… Aunque de momento solamente podemos confirmar el papel protector en la depresión».

¾   Este papel protector del alcohol, especialmente del vino tinto, blanco y en menor medida la cerveza, podría explicar las diferencias en la incidencia de depresión entre los países europeos, con niveles más bajos en los mediterráneos (España, Italia o Grecia) y mayores en los países del norte de Europa.

 Fuente

https://www.buenasalud.net/2013/09/06/un-vaso-de-vino-al-dia-para-evitar-la-depresion.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario